Tras 17 años, las ejecuciones federales se reanudarán en julio con 5 sentenciados

Los acusados serán ejecutados con inyección letal entre el 13 de julio y el 28 de agosto

0
11
ejecuciones federales
Foto AFP
- Advertisement -

Estados Unidos reanudará las ejecuciones federales el 13 de julio, luego de una pausa de 17 años, confirmó este lunes el Departamento de Justicia.

Solo hubo tres ejecuciones federales desde que la pena de muerte fue restablecida por el Gobierno de los Estados Unidos en 1988.

El Fiscal General Bill Barr anunció hace un año que tenía la intención de reanudar el uso de la pena de muerte para delitos federales. 

Se programó que cinco asesinos condenados fueran sometidos a inyecciones letales en diciembre de 2019 y enero de este año en la penitenciaría federal en Terre Haute, Indiana.

Pero en el último minuto, la Corte Suprema de los Estados Unidos se negó a levantar la suspensión de las ejecuciones federales y dijo que, a la luz de lo que está en juego, el tribunal de apelaciones debería revisar el bloqueo de las ejecuciones.

Trump dice que mejorará el entrenamiento policial y anuncia medidas para aliviar las tensiones raciales

En abril, un tribunal de apelaciones en Washington aprobó el uso de pentobarbital para inyecciones letales y Barr ordenó que se establezcan nuevas fechas de ejecución para cuatro de los cinco condenados.

“Se lo debemos a las víctimas de estos horribles crímenes”, dijo Barr en un comunicado. Siguiendo su orden, la Oficina de Prisiones programó que las ejecuciones se llevaran a cabo entre el 13 de julio y el 28 de agosto.

Entre estos está Daniel Lewis Lee, un declarado supremacista blanco, quien fue sentenciado a muerte por el asesinato en 1996 de una familia de 3, incluida una niña de 8 años.

La madre de una de sus víctimas, Earlene Peterson, se opone a la ejecución de Lee debido a sus convicciones religiosas y apeló al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para otorgarle el indulto a Lee.

“No veo cómo ejecutar a Daniel Lee honrará a mi hija de ninguna manera”, dijo Peterson en un video publicado en línea. “De hecho, como que ensucia su nombre porque no lo quiere y yo no lo quiero”, sentenció.

Trump, quien es un ferviente defensor de la pena de muerte e incluso dijo que debería aplicarse contra los narcotraficantes, no otorgó su apelación.

Según las encuestas de opinión, el apoyo a la pena de muerte disminuyó en los últimos años y se redujo a alrededor de 54% en comparación al 80% a principios de la década de 1990.

Solo un puñado de estados, principalmente en el sur de Estados Unidos, todavía llevan a cabo ejecuciones. Veintidós personas fueron ejecutadas en 2019.

La mayoría de los crímenes en Estados Unidos se escuchan en los tribunales estatales, pero algunos son manejados por fiscales federales, como los crímenes de odio, algunos crímenes particularmente atroces o los que tienen lugar en instalaciones militares o reservas de nativos americanos.

AFP.

Deja un comentario