Corrupción de los altos funcionarios del régimen venezolano

0
235

La justicia tiene sus brazos largos en un mundo globalizado en el que el intercambio de información y acciones mancomunadas de las policías se han afianzado para combatir la delincuencia organizada internacional, la corrupción y el terrorismo.

Una de las últimas muestras de esta disposición de combatir estos delitos la dio Suiza con la eliminación  del secreto bancario, con lo que el país helvético pone punto final a una política que le hacía acreedor del calificativo de “caja fuerte” de los corruptos que recibió por décadas.

En esta línea se enmarcan las investigaciones, y procesamientos de algunos de los exaltos funcionarios de Petróleos de Venezuela (PDVSA) Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) y ministerios que expoliaron sus cuentas bancarias y venían disfrutando de sus nuevas vidas de ricos en Estados Unidos y Europa.

Ya hay resultados. Personajes obscenamente enriquecidos a la sombra del poder rojo rojito son investigados por la justicia en Estados Unidos y España, países en los que pretendieron ocultar sus dineros mal habidos.

Carlos Aguilera Borjas, capitán retirado ex director de la extinta Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) y  secretario de la Presidencia de  Hugo Chávez; Nervis Villalobos, viceministro de Energía, Luis Carlos de León, exdirector de finanzas de Electricidad de Caracas, Rafael Reiter, exgerente de Prevención y Control de Pérdidas de Pdvsa y  Nervis Villalobos, viceministro de Energía de Chávez, comparten la atención de la justicia con  Alejandro Betancourt, Francisco Antonio Convit Guruceaga y Pedro José Trebbau, propietarios de la celebérrima empresa Derwick Associates -que se levantó de la nada gracias a contratos eléctricos con sobreprecios que ahora están pasando factura a los venezolanos con la crisis eléctrica- y algunas otras figuras de la “administración pasada” que dan cuenta de cómo la petrochequera repartía y compartía los recursos de todos los venezolanos.

¡DESENMASCARADOS!

La relación del diputado Correa y el empresario Gorrín, es de vieja data. El 07 de junio de 2015, el entonces presidente de la Asamblea Nacional (AN), Henry Ramos Allup recibió un informe que no salió a la luz pública y, que comprometía la actuación del parlamentario dePrimero Justicia.

El informe da cuenta correos electrónicos de fecha 19 de enero de 2016, a las 13:14 horas, entre la secretaría de Raúl Gorrín, la señora Elizabeth Gouveia y el diputado Correa. Según se lee en los mensajes, Correa solicitó pagos de pasajes y hospedaje al Hotel Sanctuary Cap Cana y Paradisus Palma Real, con transporte para él y su familia, enviando hasta los pasaportes de todos.

En los correos adjuntos se ve enviando las tarjetas de créditos, las cuales pagaron los boletos, una número 37458275811019532 de American Express Platinum, a cargo del señor Gorrín, y otra de número 37458830985204, también American Express, a nombre del señor Gustavo Perdomo, el otro dueño de Globovisión reunido en República Dominicana a finales de febrero.

Cabe destacar, que Correa no se ha pronunciado al respecto. La corrupción y los trabajos sucios que este diputado ha hecho, robándose los reales y reuniéndose para conseguir más financiamiento para dañar y traicionar a nuestra patria no tienen perdón.

Todo cae por su propio peso

A estos personajes se le agrega la investigación que se le está abriendo en Estados Unidos a la hija del difunto presidente Chávez, María Gabriela Chávez, que según en las redes sociales van con acusaciones formal contra ella y perdería inmunidad diplomática por haber cometido delito federal (blanqueo Banco en Boston) en los EEUU.

Por/Claudia Romero-Globovisión Miami

Info/NV

Artículo anteriorEl objetivo de estudiantes de la UCV tras represión de PNB y GNB
Artículo siguienteArrestan en Miami a los hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli

Deja un comentario