Alcaldesa de Atlanta anunció reforma policial a raíz de la muerte de Rayshard Brooks

El fin de semana, las calles de la ciudad se colmaron de manifestantes que reclamaban justicia, no por el asesinato de George Floyd, sino por Brooks, otro hombre negro que murió a manos de un policía blanco el viernes en la noche

0
9
Foto AFP
- Advertisement -

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, ordenó reformas policiales inmediatas después de la muerte de Rayshard Brooks a manos del oficial Garrett Rolfe.

“Nuestros oficiales de policía deben ser guardianes y no guerreros en nuestras comunidades”, dijo la burgomaestre en una conferencia de prensa.

Bottoms describió el tiroteo policial del viernes por la noche como un asesinato y señaló que no tenía que terminar de esa manera. “Me enfureció y me entristeció más allá de las palabras”, afirmó.

La muerte de Brooks se produjo dos semanas y media después de la muerte de George Floyd en Minneapolis, la cual provocó una ola de protestas por la justicia racial y la reforma policial en el país. 

El presidente Donald Trump firamará este martes una orden ejecutiva para alentar las mejores prácticas entre la policía, pero la medida probablemente no alcanzará los llamados para una reestructuración fundamental del servicio.

La muerte de otro afroamericano a manos de un policía blanco en Atlanta recrudece las protestas

Bottoms describió las reformas a los procedimientos operativos estándar, incluido el uso de políticas de fuerza letal y un deber de intervenir si un oficial ve una mala conducta de otro policía.

“Este es el comienzo de una gran cantidad de trabajo que nos espera. Está claro que no tenemos otro día, otro minuto, otra hora que perder”, sentenció.

Los fiscales de Georgia dijeron que estaban considerando presentar cargos contra el policía que le disparó a Brooks en el estacionamiento de Wendy.

“Si ese proyectil fue disparado por algún motivo que no sea para salvar la vida de ese oficial o para evitar lesiones a él u otros, entonces ese disparo no está justificado por la ley”, dijo el fiscal de distrito del condado de Fulton, Paul Howard.

El oficial, Garrett Rolfe, fue despedido de la fuerza, y la jefe de la Policía de Atlanta renunció a las pocas horas del tiroteo.

“Deben ir presos”

Trump describió el incidente de Atlanta como “muy perturbador”. “Se trata de la ley y el orden, pero también se trata de la justicia, y se trata de la seguridad”, dijo antes de revelar la orden ejecutiva sobre las normas policiales.

Trump condenó la muerte de Floyd, pero rechazó las acusaciones de racismo sistémico en la fuerza policial.

Tomika Miller, la esposa de Brooks, le dijo a This Morning de CBS que Rolfe y el otro oficial que estaba en la escena deberían ir a la cárcel. “Si fue mi esposo quien les hubiese disparado, estaría en la cárcel”, indicó Miller. 

“Deben ir presos”, agregó.

Brooks recibió un disparo mientras huía después de una pelea con los dos oficiales, la cual fue captada en video. El informe de la autopsia dijo que murió de dos heridas de bala en la espalda.

Miles de manifestantes cantando “Black Lives Matter” participaron en la marcha en el Capitolio, donde la legislatura de Georgia celebró su primera sesión desde la pandemia de coronavirus.

La marcha fue convocada por el capítulo estatal del grupo de derechos civiles Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color.

“Hemos terminado de morir”, dijo la Naacp en un comunicado en el que pidió poner fin a la violencia policial contra las comunidades negras.

Con información de AFP.

Deja un comentario