Rusia se confina y endurece sanciones contra quienes no acaten las normas

Según el último balance oficial, en Rusia se detectaron 2.237 casos de coronavirus y 17 decesos, de los cuales, 500 contagios y 8 muertes se registraron en las últimas 24 horas, un récord hasta la fecha

0
148
- Advertisement -

Ante el avance en la propagación del nuevo coronavirus, Rusia extendió medidas de confinamiento de la población a decenas de regiones este martes y endureció las sanciones para todo el que incumpla las reglas sanitarias.

Según el último balance oficial, en Rusia se detectaron 2.237 casos de coronavirus y 17 decesos, de los cuales, 500 contagios y 8 muertes se registraron en las últimas 24 horas, un récord hasta la fecha.

Uno de los infectados es el jefe médico del principal hospital de Moscú donde se atiende a enfermos de COVID-19, y que la semana pasada estuvo con el presidente ruso, Vladimir Putin quien, según precisó el Kremlin, se encuentra en buen estado de salud.

Las medidas de confinamiento obligatorio aprobadas de forma acelerada este martes por el Parlamento ruso afectarán, según un recuento de la AFP, a 51 regiones de las 81 que componen Rusia, es decir, más de 100 millones de personas. 

Los habitantes de muchas de las regiones confinadas solo podrán salir de casa para ir a trabajar, por una urgencia médica o para comprar alimentos. Se ordenó el cierre de parques, centros comerciales y restaurantes.

Los principales centros urbanos, Moscú, San Petersburgo y Ekaterimburgo, se verán afectados por la medida.

El domingo, la capital rusa, donde viven oficialmente 12 millones de habitantes, fue la primera en poner en marcha el confinamiento, que el presidente, Vladimir Putin, instó a respetar.

– Multas y penas de cárcel –

Además, los diputados de la Duma, la cámara baja del Parlamento, adoptaron este martes un paquete legislativo con sanciones reforzadas contra todo el que no respete las «reglas sanitarias y epidemiológicas».

En una muestra de la apremiante situación sanitaria, las tres lecturas necesarias para adoptar el texto se realizaron en un solo día.

Una de las medidas prevé hasta siete años de prisión por toda violación de la cuarentena que provoque la muerte de al menos dos personas.

Además, si la vulneración de las reglas comporta la muerte involuntaria de una persona o tiene consecuencias médicas graves, el texto prevé hasta cinco años de cárcel y multas de hasta dos millones de rublos (23.000 euros al cambio actual).

La mera violación de la cuarentena podrá comportar multas de entre 500.000 y 700.000 rublos (de 5.800 a 8.100 euros).

Asimismo, los diputados votaron en tercera lectura un proyecto de ley que prevé fuertes penas, de hasta cinco años de prisión, por la difusión de noticias falsas relacionadas con el nuevo coronavirus. Otra de las leyes votadas este martes autoriza al gobierno a declarar el estado de emergencia en Rusia.

El Consejo de la Federación, la cámara alta del Parlamento, aprobó de inmediato las leyes. Las cuales tendrán que ser promulgadas por Putin para entrar en vigor.

– Putin, en buena salud –

Así las cosas, el aumento de casos de COVID-19 en el país hizo que el gobierno pisara el acelerador para frenar los contagios. 

Precisamente, el jefe médico que se infectó del coronavirus y que se reunió recientemente con Putin, Dennis Protsenko, advirtió al mandatario durante su encuentro de que Rusia debía prepararse para un «escenario a la italiana», en alusión a la grave situación en ese país. 

Aún así, Protsenko explicó en su cuenta de Facebook que, aunque está enfermo, se siente «perfectamente bien» y que trabaja «aislado» desde su oficina, sin «síntomas graves».

Según la agencia Interfax, Putin, de 67 años, y Protsenko se reunieron hace una semana. Esto durante la visita al hospital de kommounarka, en las afueras de Moscú, el principal centro sanitario de la lucha contra la COVID-19.

La noticia generó cierta alarma, pues durante el encuentro ambos se dieron la mano ante las cámaras, subieron juntos unas escaleras mecánicas, compartieron ascensor y conversaron sin mascarillas; mientras que entre las medidas más generalmente adoptadas para frenar la propagación de la epidemia se encuentran las del uso de mascarillas y el distanciamiento social de un metro o metro y medio.

Deja un comentario